Los peligros del consumo de papas fritas

2018-10-04T04:50:06+00:00 Por |

A pesar de ser una de las guarniciones preferidas de grandes y chicos, su consumo regular puede tener malas consecuencias en la salud.

Ya sea en un lomo saltado o pollo a la brasa, las papas fritas resaltan en varios de nuestros platos bandera. Por ello,  hay que regular su consumo si es que se quiere estar saludable.

Las papas son una gran fuente de carbohidratos. Pero cuando se las fríe, absorben el aceite y aumentan exponencialmente su porcentaje calórico. Es decir, contribuye al sobrepeso.

Esto, sumado al hecho de que se las acompaña con sal, puede llevar a la  hipertensión. En especial cuando se trata de aquellas precocidas o industrializadas porque contienen grasas trans.

Un estudio de ‘The American Journal of Clinical Nutrition’ del 2014  demostró que comer papas fritas al menos dos veces por semana aumenta en más de dos veces el riesgo de muerte. Esto porque proporciona una gran cantidad de calorías y sodio en niveles dañinos para el cuerpo.

Es por ello que se recomienda buscar alternativas para su consumo. Las papas al horno o sancochadas son una buena opción a reemplazar por las frituras. Así, se espera reducir las chances de obesidad y enfermedades cardíacas.