La hora de la comida: momento para aprender y recibir afecto

2018-09-20T05:46:08+00:00 Por |

Los primeros años de vida de un niño son vitales para el aprendizaje. Dentro de este proceso, la comida juega un rol importante en temas de apego y también descubrimiento del mundo.

Una de las principales etapas de aprendizaje del niño es el momento de comer. Con esta actividad, se empieza a formar como un ser autónomo a través del reconocimiento de una variedad de sabores y olores que se presentan en diversas comidas.  

La naturaleza de cualquier niño es la curiosidad, por lo que llevarse comidas directamente a la boca con la mano es una manera de introducirlo a una nueva forma de experimentar la alimentación. Y, de paso, una forma eficaz de desarrollar los sentidos.

Otro de los aspectos que también se logra desarrollar al momento de comer es el apego. Esta acción es un trabajo conjunto con la madre, ya que a través de esta acción el vínculo materno se vuelve vital para su relación.

Algo importante que debemos recordar es que la hora de la comida no tiene como único fin alimentar al niño, sino que es un momento importante para que los padres compartan tiempo de calidad con ellos. Es por ello que se sugiere alejar los televisores y celulares al momento de compartir los alimentos. Estar acompañados es una señal para que los más pequeños entiendan que forman parte de una familia y, por ende, de una comunidad.