Es fundamental mantener una alimentación balanceada y nutritiva que incluya lo siguiente: Las frutas ricas en vitamina C (cítricos, manzanas, fresas etc.) ayudarán a disminuir nuestra fatiga; el huevo y las carnes blancas como el pollo o el pavo son una gran opción en nuestra recuperación y construcción de músculos; y un puñado de frutos secos nos ayudará a restaurar energías.

¡Luego de hacer ejercicio recuerda que existen opciones saludables que ayudarán a lograr tus objetivos!

Deja tu comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *